domingo, 19 de octubre de 2008

¿La búsqueda de la verdad es el precipicio de los sueños?

Soñar es uno de los sucesos que ocurren mientras dormimos. Los sueños siempre han tenido un valor mágico y místico para los humanos. Todo mundo sueña, aun los que dicen que no sueñan, ¿será verdad? Pero ¿son importantes los sueños?, ¿todos realmente soñamos?, y cuando no recordamos haber soñado, ¿también soñamos?

Soñaba que tu eras totalmente mía, y a veces por soñar así me hace estremecerme mucho, estabas en mis brazos y dormías, y mientras estabas en tu sueño profundo yo te acariciaba tu vientre y tu cara, viajaba yo en mis sueños peregrinando con el alma perturbada por cosas locas, y aunque a veces despierto, voy soñando con el corazón despierto enamorado de ti. Sueño con nubes que surcan el cielo sobre las que te acuestas a mirar la Tierra con ojos curiosos y asombrados. Sueño con ríos que humedecen el bosque en los que te bañas como un hada que da vida a los árboles con sólo reír. Sueño con rayos de sol que atraviesan la mañana y acarician mi cuerpo mientras te abrazo. Sueño con mirar la luz mágica de los planetas y poder escuchar contigo la música celeste de las esferas.

Sean ellos lo que fueren, no hay duda que sus extrañas transformaciones y su naturaleza frágil y liviana, tiene que darnos que pensar. ¿No es cierto que todo sueño, aún el más confuso, es una visión extraordinaria que, incluso sin pensar que nos lo haya podido mandar Dios, podemos verlo como una gran desgarrón que se abre en el misterioso velo que, con mil pliegues, cubre nuestro interior? En los libros más sabios se encuentran incontables historias de sueños que han tenido hombres dignos de crédito... Pero, aún dejando aparte estas historias, imaginar que por primera vez en nuestra vida tuviéramos un sueño. ¿No es verdad que nos maravillaríamos y que no permitiríamos que se discutiera lo extraordinario de un acontecimiento que para los demás es una cosa cotidiana? A mí el sueño se me antoja como algo que nos defiende de la monotonía y de la rutina de la vida; una libre expansión de la fantasía encadenada, que se divierte barajando las imágenes de la vida ordinaria e interrumpiendo la continua seriedad del hombre adulto con un divertido juego de niños. Seguro que sin sueños envejeceríamos antes. Por esto, aunque no los veamos como algo que nos llega directamente del Cielo, bien podemos ver el sueño como un don divino, como un amable compañero en nuestra peregrinación por la vida.
"Feliz Cumple Bro... cuantos.... eso no se dice... solo decirte "feliz Cumple"

10 comentarios:

Jani E dijo...

hola jesus, de hecho no, yo no hice las figuras de papel. Pero de todos modos ahi sale el nombre del autor. Cuidate gracias por pasarte por mi blog :)

Diana dijo...

Bravo.
Nice blog.

Beautiful pictures.


Keep blogging.

Good luck.

Arumi dijo...

Los sueños!!! Difícil de entender algunas veces por qué soñamos lo que soñamos, pero bueno algunos vale la pena disfrutarlos y no preguntar más.
Me gustó tu escrito sobre los sueños.
Saludos

César Tzu dijo...

30 snif

jaja ne no me pesan ni me duelen

pinche post raro :)

Sophie Prym Ripstein dijo...

Hola Jesús!!
No andaba muerta... andaba de parranda! pero ya volví...

Muy buenos tus cuestionamientos; y se han dedicado muchísimos años para darles respuesta... pero como es algo tan subjetivo, díficilmente obtengamos conclusiones que nos satisfagan.... Yo me he quedado muchas veces con la versión científica: los sueños son una construcción del inconciente con elementos tomados de la realidad a traves de lo que percibimos conciente o inconcientemente, según leí por ahí, son como "hologramas" de la vida cotidiana, o bien de nuestros miedos o deseos... pero ¿cómo explicar el resto de los sueños? no tengo ni la menor idea...

Por lo pronto, te deseo un bonito día y una exitosa semana!!

Byesito!!

sarcaZmo... dijo...

Gracias por tu post, sigue soñando!

Saludos =)

★..Fanny..★ dijo...

Yo creo que todos soñamos, pero no todos los días... cuando ando así mega estresada la verdad es que no puedo soñar. Pero cuando lo hago tengo los sueños más fumados jajajaja, de verdad, hasta me río al despertarme xD

blackeagle-italiano dijo...

Soñar dormido es agradable pero soñar despierto es algo que hago día a día. Es mi pan de cada día, hora, segundo, etc. Es un regalo que nadie puede arrebatarle a uno.

Me uno a la felicitación a tu bro.

Saludos compa.

Pamela dijo...

hola, veo que dejaste un comentario en mi blog
hace tiempo, disculpa que apenas lo conteste, en realidad entraba poco aquí, gracias por tu comentario, espero pases d nuevo
saludos

Ángel dijo...

Hermoso post sobre los sueños, que seria la vida sin ellos.

Gracias por la visita y estare por aqui mas seguido. Saludos.